Logopedia Infantil


Las y los logopedas evalúan posibles dislexias, discalculias (problemas para la adquisición de los conceptos básicos matemáticos y el cálculo) o disgrafías (escritura defectuosa sin causa neurológica o intelectual que lo justifique). En muchas ocasiones, ciertas dificultades escolares como la falta de comprensión lectora está relacionada con alguno de estos factores.

El lenguaje es materia de preocupación cuando en lugar de facilitar la comunicación, la impide. Ante la situación de un niño que presenta dificultades en el habla, tanto a nivel expresivo como comprensivo, la intervención del/la logopeda está centrada fundamentalmente en lograr que el déficit en la comunicación del niño tenga la mínima repercusión en su entorno y así no se afecte su desarrollo.

La logopedia es la disciplina sanitaria que se ocupa de la prevención, la evaluación y el tratamiento de los trastornos de la comunicación humana, manifestados a través de patologías y alteraciones en la voz, el habla, el lenguaje (oral, escrito y gestual), la audición y las funciones orofaciales, tanto en población infantil como adulta.

Los primeros años de vida de los niños son determinantes para el desarrollo del lenguaje y es de suma importancia detectar y solventar cualquier déficit o trastorno que pueda surgir en esta etapa, en especial entre los 0 y los 6 años, cuando se puede llevar a cabo una intervención temprana.

Entre los trastornos en los que se interviene en logopedia se encuentran:

  • Retraso simple del lenguaje.
  • Disfasia (pérdida parcial del lenguaje, existe un cierto desfase cronológico en el lenguaje, tanto nivel comprensivo como expresivo).
  • Alteraciones en el habla (trastornos en la articulación de los fonemas,..),disfemia (tartamudez),..
  • Irregularidades en la lecto-escritura (dislexia, discalculia, disgrafía, comprensión lectora,...)
  • Dificultades en la deglución.